domingo, 2 de enero de 2011

Brochetas de pulpo

Como dije en un post anterior, aquí están las brochetas de pulpo de las que había hablado. Son un plato fácil de hacer y muy rico, ideal para una cena con amigos o un día en el que apetece poco cocinar.

La receta la encontramos en Directo al paladar, y a pesar de que allí uno de los pasos era cocer el pulpo, nosotros decidimos utilizar ya pulpo cocido, pues siempre he oído que cocer un pulpo tiene su ciencia, hay que asustarlo y demás, y lo mas probable es que quede un poco duro, así que para no arriesgarnos... pulpo cocido :)



Ingredientes
(2 personas):

  • 12 rodajas de pulpo cocido
  • 6 tomates cherry
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 6 champiñones pequeños
  • aceite de oliva
  • sal
Preparación:
  1. Se cortan los pimientos en cuadrados no muy pequeños. En una sartén con aceite se sofríen los pimientos a fuego bajo para que no queden demasiado duros.
  2. Mientras tanto se cortan las patas del pulpo en rodajas, los champiñones si son grandes se cortan a la mitad.
  3. Una vez que los pimientos están pochaditos se forman las brochetas poniendo en cada una 2 rodajas de pulpo, 1 trozo de pimiento verde y otro rojo, 1 champiñón y un tomate cherry para finalizar. El orden despenderá del gusto de cada uno. Nuestras brochetas eran de tamaño pequeño, pero se pueden hacer mas grandes.
  4. Una vez formadas las brochetas, se salan y se hacen a la plancha bien caliente hasta que adquieran un tono dorado.
Ricas, ricas!!

1 comentarios:

Isabel

Hola!!

Feliz año nuevo, para los tres!!!

A Antonio y a mi nos encanta el pulpo, pero para curarnos en salud, siempre lo compramos cocido como has hecho tu.
Fácil y rica este receta.

Los cannolis espectaculares...tampoco tengo yo los canutillos que hacen falta.

Noemi, ya hemos tomado el chutney que nos enviaste, delicioso acompañando un secreto a la plancha y también el panforte, ha sido para compartir con los amigos, que te felicitan todos por que está muy rico.

Espero que este año te traiga muchas cosas buenas, que seguro tu te mereces.

Un abrazo.