sábado, 11 de marzo de 2017

Pan de pita

¡¡Hola a tod@s!! Hace un tiempo nos compramos una Kitchen Aid y me dió por hacer pan casero. Probé diferentes variedades, pero aún tengo pendiente apuntarme a algún curso para aprender mejor la técnica del amasado y que los resultados sean verdaderamente satisfactorios.

Entre los panes que probé a hacer, y uno de los que mejor resultado me ha dado hasta ahora, es el pan de pita. Además es un pan muy versatil ya que puede servir tanto para acompañar un tajín como un hummus o un guacamole, o hacerte un kebab... Por ello, os dejamos con la receta, ya que es muy fácil de hacer y seguro que os gusta.


Ingredientes (10 pitas):
  • 500 g de harina
  • 270 g de agua
  • 8 g de sal
  • 6 g de levadura fresca
Preparación:
  1. El primer paso es amasar todos los ingredientes juntos, teniendo en cuenta que la levadura se añade desmenuzada cuando ya está medio amasado todo. De esta manera se da tiempo a que el gluten de la harina se desarrolle sin que la levadura empiece a hacer efecto. El amasado llevará 10-15 minutos, quedando finalmente una masa lisa y elástica. Podemos ayudarnos de una amasadora o batidora planetaria y finalizar con un breve amasado a mano.
  2. Dividir en unas 10 porciones de 80 g cada una. Darles forma de bola y dejar reposar 45 minutos tapadas con un trapo húmedo.
  3. Pasado el tiempo de reposo aplanar cada bola con el rodillo hasta obtener discos de unos 2 ó 3 mm de grosor.
  4. Tapar y dejar reposar mientras se calienta el horno a 220 ºC. (Nosotros lo hacemos sin ninguna bandeja dentro para hornearlas en la base del horno). Además, en este paso es importante  no dejarlas reposar más de 10 minutos, ya que sino comenzará a formarse miga y no se hincharan. Al hincharse se crea el bolsillo interior característico.
  5. Hornear unos 4 minutos hasta que se hinchan y empiezan a coger algo de color. Dar la vuelta y dejar 1 minuto mas. (¡CUIDADO! la pita es un pan poco cocido, ¡NO ha de dorarse!)
  6.  Sacar y reservar las pitas tapadas con un trapo de algodón para que se mantengan tiernas.
¡¡Buen provecho!!