miércoles, 8 de marzo de 2017

Caprichos de Jordi Roca

Ya os contamos hace poco nuestra visita a El Celler de Can Roca, restaurante que nos encantó. Por su precio, su ubicación en Girona y su dificultad para conseguir mesa dudo que volvamos a repetir, pero afortunadamente hay alternativas para disfrutar de las genialidades de Jordi Roca, el encargado de los postres.

Jordi Roca y su esposa Alejandra Rivas dirigen una cadena de heladerías, Rocambolesc, con sucursales al menos en Madrid, Barcelona, Girona y la Costa Brava. En nuestra última visita a la capital catalana no nos lo pensamos y nos dirigimos al local (en la Rambla 51, junto al teatro del Liceu), para probar un par de helados. La principal novedad es que cada helado puede mejorarse con varios aderezos (toppings). Parece ser que la carta va rotando para usar productos de temporada y, para cada sabor, el personal sugiere los aderezos propuestos por los maestros heladeros, aunque se pueden cambiar. Yo probé un helado de chocolate y me dejé recomendar tres aderezos también basados en dicho ingrediente: cobertura de chocolate, galleta de chocolate y peta-zetas de chocolate, todo inspirado seguramente en el postre de "anarkía de chocolate".


Azalea pidió un helado de panettone con cobertura de chocolate, fruta confitada y azúcar perlado. Cada helado costó 3.95 euros, así que os lo recomendamos totalmente.


Además, las pasadas Navidades sacaron al mercado tres turrones inspirados en postres del restaurante. Se podían adquirir en El rincón del gourmet de El corte inglés y en heladerías Rocambolesc. Cada uno de los "turrones" (no me gusta mucho usar ese término para denominar este resultado) costaba 11.50 euros.


En concreto, los turrones están inspirados en la "anarkía de chocolate", el "cromatismo naranja" (que pudimos probar en el restaurante) y el "postre làctic".


Evidentemente son mucho mejores los postres (por lo menos el cromatismo naranja, que es el que hemos probado), pero aún así vale la pena. Si tenéis que escoger uno, mi recomendación es el láctico. Esperemos que las próximas Navidades se animen a repetir y a sacar nuevos productos.