lunes, 24 de agosto de 2009

Patatas a la importancia

Este es un plato simple que mi madre hacia bastante cuando yo era pequeña. Cuando me "independicé" me escribió la receta en un cuadernillo, y lo hice una vez. Hoy, con su ayuda he vuelto a hacerlo para aprenderlo bien. Este es el resultado, rico, rico.

INGREDIENTES: (para 2 personas)
- 3 patatas
- 1/2 cebolla
- un huevo
- harina
- vino blanco
- un diente de ajo
- aceite
- sal y perejil


PREPARACIÓN:
1. Se pelan las patatas y se cortan en rodajas mas o menos gruesas. Se salan y se rebozan en harina y luego en huevo y se fríen en abundante aceite caliente. Una vez fritas se escurren en papel de cocina para quitarles un poco aceite y se reservan en una fuente de horno.

2. Se corta la cebolla finamente, y se rehoga en una sartén con un poco de aceite. Se echa sal para que sude. Una vez pochada la cebolla se agrega una o dos cucharadas de harina y se remueve bien.

3. En un mortero aparte se prepara un diente de ajo picadito, un poco de perejil y un chorrito de vino blanco.

4. Una vez que la cebolla y la harina de la sartén estén en su punto se agrega la mezcla del mortero, mas un vaso de agua. Se deja cocer 5 minutos.

5. Tras esto se cubren las patatas que teníamos reservadas en la fuente del horno con la salsa. Se meten en el horno previamente calentado a 180º durante 10-15 minutos, o hasta que pinchándolas con la punta de un cuchillo estén blanditas.

Listo!! espero que estén bien buenas. Ya me contareis si lo probáis.

1 comentarios:

Paqui Garcia

Las madres, que cosas mas ricas hacen jejeje.