domingo, 12 de noviembre de 2017

Matoke y salsa de cacahuete (Uganda)

Volvemos al continente africano, donde hace poco visitamos el Congo, y nos desplazamos hasta uno de sus países limítrofes, Uganda. Junto a Ruanda, son los tres países clave para los turistas que sueñan con visitar gorilas algún día.

Flag of Uganda.svg

El matoke se considera el plato nacional ugandés (es el nombre tanto del plátano como de la receta que se prepara con él) ya que los plátanos son muy abundantes por la zona. La verdad es que este plato no nos ha dejado precisamente deseando repetirlo, pero se merece una oportunidad. De hecho, si no se le añade un poco de picante queda bastante insulso. Aún así, me alegro de haberlo probado pues nunca se me hubiera ocurrido hacer un puré salado de plátano y es una guarnición más para el repertorio.


Ingredientes (2 personas):
  • 2 plátanos verdes
  • 1 cebolleta
  • 150 g de cacahuetes
  • Aceite de cacahuete o de oliva
  • Guindilla (al gusto)
  • Sal
  • Agua
Preparación:
  1. Pelar el plátano, trocearlo y cocerlo en una cacerola con agua hirviendo hasta que se ablande. Tardó unos 30-45 minutos.
  2. Tostar en una sartén los cacahuetes con cáscara.
  3. Triturar los cacahuetes hasta formar una pasta.
  4. Añadir 1-2 vasos de agua a la pasta de cachuete, salpimentar y cocinar en una sartén.
  5.  Una vez cocido el plátano, añadir sal y un poco de agua de cocción y machacarlo con un tenedor hasta formar una especie de puré de patatas bastante espeso.
  6. Pelar y partir la cebolleta en trozos pequeños y pocharla en una sartén con un poco de aceite. Añadir un poco de guindilla al gusto.
  7. Incorporar la cebolla a la pasta de cacahuete y cocinar unos minutos más.
  8. Servir la pasta de plátano (matoke) junto a la salsa de cacahuete.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Arroz con verduras en hojas de plátano (Tailandia)

Continuamos nuestro viaje por el mundo y volvemos al continente asiático, concretamente a Tailandia. En el blog ya tenemos más recetas de este país (como el curry de coco) pero, al igual que con otros países como India, Japón o Marruecos, hemos querido preparar algo especial para esta serie de viajes.

Flag of Thailand.svg

Buscábamos un plato donde el picante no tuviera mucho protagonismo, porque ya sabéis que a Azalea no le gusta demasiado, y no queríamos que al eliminar el picante el plato perdiera toda la gracia. Aprovechando que teníamos en casa hojas de plátano, decidimos preparar esta receta de un libro de cocina tailandesa que a Azalea le regalaron en un AIG. Con respecto a los ingredientes "raros", los encontramos sin muchos problemas en Zaragoza: las hojas de plátano en un locutorio latinoamericano, la salsa de pescado en un supermercado asiático y el vinagre de arroz en cualquier hipermercado que tenga ingredientes para preparar sushi.


Ingredientes (2 personas):
  • 100 g de arroz basmati
  • 2 hojas de plátano
  • 1/2 pimiento rojo
  • 50 g de brotes de soja
  • 1 cebolleta
  • 1/2 mango
  • 50 g de cacahuetes crudos
  • 1 trozo de jengibre
  • 1 diente de ajo
  • 1 puñadito de hojas de cilantro
  • 2 cucharadas de salsa de chile (o a nuestro gusto)
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 3 cucharadas de salsa de pescado
  • Aceite de oliva
Preparación:
  • Lavar el arroz con agua caliente en un escurridor. Cocerlo en una cacerola con 3 partes de agua a fuego medio y tapado.
  • Dividir cada hoja de plátano en 6 trozos. Calentar agua en un recipiente con mucho fondo y ablandar en agua hirviendo las hojas de plátano durante 1 minuto. Dejar enfriar y escurrir.
  • Lavar los brotes y el pimiento y escurrir bien. Partir la cebolleta, el pimiento y los brotes en trozos pequeños. Pelar y picar el ajo. Pelar y rallar el jengibre. Reservar.
  • Calentar aceite en una sartén o wok y saltear el ajo y el jengibre. Añadir la cebolleta, el pimiento y los brotes, remover bien y pochar durante unos minutos.
  • Pelar los cacahuetes, tostarlos ligeramente en una sartén y trocerarlos (nosotros usamos la picadora, pero depende de la textura deseada). Añadirlos a un bol grande.
  • Lavar y secar el cilantro,  trocerarlo y añadirlo al bol.
  • Pelar el mango y trocearlo. Añadirlo al bol.
  • Una vez cocido el arroz y pochadas las verduras, añadirlos al bol.
  • Añadir las salsas al bol y mezclar bien.
  • Colocar un poco de arroz sobre la hoja de plátano, cerrarlo formando un paquetito y sujetar con un palillo de madera. Pintar de aceite utilizando un pincel. Repetir la operación con los 11 paquetes restantes. En la foto, hemos abierto aposta la mitad para que se vea el contenido.
  • Asar al horno a 200º C durante 6 minutos por cada lado.

domingo, 29 de octubre de 2017

Aguacates rellenos (Samoa)

En esta vuelta al mundo nos hemos preocupado de que todos los continentes tuvieran una representación razonable. Para completar la cuota oceánica (tras Fiyi), nos hemos desplazado hasta Samoa (no confundir con la Samoa americana, aunque ambas sean parte del mismo archipiélago).

Flag of Samoa.svg

Es una receta muy sencilla y muy original, ya que el relleno de los aguacates es con frutas pero se trata de un plato salado. Siendo tan fácil y con ingredientes tan asequibles, no hay motivo para no sorprender a tus invitados con esta pequeña excentricidad.


Ingredientes (2 personas):
  • 2 aguacates
  • 4 rodajas de piña
  • 1/2 papaya
  • Coco rallado
  • 2 hojas de lechuga grandes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de limón o vinagre de vino
  • Sal
Preparación:
  • Preparar una vinagreta con la sal, el aceite y el limón o el vinagre. Reservar.
  • Partir los aguacates por la mitad y retirar la pulpa.
  • Cortar en cubitos los aguacates, la piña y la papaya. 
  • Bañar con la vinagreta, mezclar bien y servir sobre las pieles de aguacate.
  • Añadir coco rallado por encima para decorar y servir sobre unas hojas grandes de lechuga.

domingo, 22 de octubre de 2017

Liboké (República Democrática del Congo)

Volvemos a África y concretamente a la República Democrática del Congo. Normalmente a este país (antes conocido como Zaire) se le conoce popularmente como el "Congo" (Congo belga), pero esto puede crear cierta confusión con la República del Congo (Congo francés). Por eso, lo contamos como país que empieza con R (en cualquier caso, es menor licencia ortográfica que escribir Qatar, como hicimos en la entrada anterior).

Flag of the Democratic Republic of the Congo.svg

Es un país que tengo muchas ganas de visitar y no sé muy bien por qué. Supongo que de pequeño debí ver algún documental sobre el río Congo, pero el caso es que siendo adolescente, un día en clase de inglés nos preguntaron qué lugar queríamos visitar (por sacar algún tema de conversación que nos permitiera practicar el idioma) y recuerdo que yo hablé de este río. Espero que algún día la situación política del país mejore y pueda ir y probar platos tan ricos como este pescado al hatillo. Lo más difícil fue encontrar hojas de plátano (que encontramos congeladas en un locutorio regentado por latinoamericanos) e hilo de cocina (en El corte Inglés). Si no encontramos las hojas de plátano, podemos sustituirlas por papel de plata.



Ingredientes (2 personas):
  • 1 dorada (o, si hay suerte, algún pescado del río Congo de carne firme)
  • 1 cebolla
  • 150 g de cacahuete
  • 1 limón (su zumo)
  • Guindilla
  • 1 hoja de plátano
  • Sal
  • Pimienta negra
Preparación:
  • Limpiar el pescado y cortarlo en filetes o trozos grandes. Salpimentar y reservar.
  • Pelar los cacahuetes, tostarlos en una sartén, triturarlos y reservar (cuidado que no se quemen)
  • Pelar las cebollas en rodajas y reservar.
  • Calentar agua en una olla y cuando esté hirviendo pasar por encima del vapor la hoja de plátanos hasta que se ablande. Partir dos trozos del tamaño adecuado para cubrir el pescado.
  • Salpimentar las hojas, colocar encima la mitad de los cacahuetes y sobre ellos el pescado. Cubrir con la cebolla, guindilla al gusto y el resto del cacahuete. Bañar con el zumo de limón.
  • Doblar las hojas de plátano formando un paquete y cerrarlo con el hilo de cocina para evitar que el relleno se salga.
  • Cocinar a fuego lento en las brasas de una barbacoa o, en su defecto, en el horno.
  • Como guarnición se puede usar arroz blanco, aunque en nuestra opinión es un plato único por sí mismo.

domingo, 15 de octubre de 2017

Hojaldritos de cordero (Qatar)

Para la próxima receta, permitidnos la licencia ortográfica de escribir Catar con Q, como se hacía hasta hace unos años cuando la RAE decidió recomendar que se utilizara la C.

Flag of Qatar.svg

Es un plato un poco laborioso pero el resultado fue bastante bueno, especialmente el relleno de los hojaldres (nos sobró un poco y nos encantó comerlo como aperitivo). Los ingredientes son fáciles de encontrar, lo único a destacar es que en nuestra carnicería no venden carne de cordero picada y tuvimos que picarlo nosotros a cuchillo.


Ingredientes (2 personas):
  • 250 g de carne de cordero picada
  • 1 paquete de hojaldre
  • 1/4 pepino
  • 1/2 cebolla
  • 1 puñadito de piñones
  • 1 puñadito de pasas
  • 1 puñado de queso rallado (nosotros usamos parmigiano, pero seguro que hay quesos más adecuados)
  • 1 puñado de cilantro fresco
  • 1 puñado de menta fresca 
  • 1 huevo batido (o la clara del huevo batida)
  • 1/2 yogur natural
  • Pimienta
  • Mantequilla
Preparación:
  1. Tostar ligeramente los piñones en una sartén con cuidado de que no se quemen. Reservar.
  2. Picar la cebolla finita y pocharla en una sartén con aceite de oliva.
  3. Añadir el cordero ya picado y saltear hasta que coja buen color.
  4. Lavar el cilantro y la menta, secar y picarlos en trozos pequeños
  5. Rallar el queso si todavía no lo está.
  6. Mezclar en un bol la carne, la cebolla, el queso, la menta y la mitad del cilantro. Añadir pimienta al gusto. Dejar enfriar un poco para que no deshaga el hojaldre.
  7. Sacar el hojaldre del frigorífico y cortarlo en cuadraditos de unos 8x8 cm. Colocar sobre cada uno un poco de relleno y cerrar formando un paquetito. Pincelarlos con un poco de huevo batido.
  8. Untar una fuente con mantequilla, colocar los hojaldres y hornear a 180ºC hasta que cojan color.
  9. Mientras tanto, preparar la salsa mezclando el yogur, el resto del cilantro y el pepino troceado bien fino.
  10. Servir los hojaldres con la salsa de yogur y pepino por encima.

sábado, 30 de septiembre de 2017

Causa limeña (Perú)

Después de una pausa estival retomamos la vuelta al mundo gastronómica, esperando no tardar tanto en actualizar para la próxima vez. Y para la ocasión saltamos a Sudamérica, donde tenemos una de las gastronomía más conocidas en España, la peruana.

Flag of Peru.svg

Lo más célebre sin duda es el ceviche, pero nosotros hemos querido salirnos de lo obvio y probar un plato de curioso nombre: la causa limeña. Las causas son toda una familia de recetas con múltiples variantes, aquí os contamos la que nosotros probamos y que seguro repetiremos.


Ingredientes (2 personas):
  • 1 patata grande
  • 1/2 pechuga de pollo
  • 1 huevo duro
  • 1 aguacate pequeño
  • 1 cebolla morada
  • Un puñadito de aceitunas negras
  • 2 cucharadas de mahonesa
  • 1 limón
  • 1 punta de ají
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
Preparación:
  • Picar la cebolla muy finita junto a un poco de ají (el picante puede estar según nuestro gusto).
  • Remojar la mitad de la cebolla con el zumo del limón y dejar macerar.
  • Cocer la patata y el huevo (si no está duro) en una cacerola con agua y sal.
  • Poner a cocer también la pechuga en otra cacerola con agua y sal.
  • Una vez cocida la patata, machacarla con un tenedor, añadir aceite, la cebolla macerada y el ají. Remover bien.
  • Deshuesar las aceitunas (si no son sin hueso) y picarlas en trozos finos.
  • Una vez cocida la pechuga, desmigarla, salpimentarla al gusto y mezclarla bien con la otra media cebolla picada, las aceitunas y la mahonesa.
  • Cortar en rebanadas el huevo duro y el aguacate.
  • Para servir, utilizar un molde y añadir una capa de patata, otra de pollo, huevo y aguacate, otra de puré y terminar decorando con huevo y aguacate. 
Otros países con la P

En el blog también tenemos recetas de Portugal.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Ternera con salsa de Cebreiro

Este mes de agosto pasamos unos días en Galicia. Cuando hacíamos el viaje de vuelta, decidimos hacer una parada técnica para tomar un café antes de cruzar la frontera con Castilla y León porque, no sé si con fundamento o no, me da la impresión de que los cafés en Galicia suelen estar mejores que en el resto de España. El caso es que paramos en la última salida de la A6 que casualmente resultó ser Pedrafita do Cebreiro, donde se produce el queso Cebreiro (o de O Cebreiro). En uno de los restaurantes donde comimos los días anteriores vimos en la carta solomillo con salsa de Cebreiro y, aunque no lo pedimos, el dato llamó mi atención y quedó almacenado en un lugar privilegiado de mi memoria, así que no dejamos pasar la oportunidad de llevarnos un queso a casa. Unos días después, preparamos una variante del plato en casa, sustituyendo el solomillo por ternera ya que encontramos unos estupendos filetes en oferta.

Ingredientes (2 personas):

  • 2 filetes grandes de ternera
  • 1 lata pequeña de pimientos del Piquillo (o la guarnición que queremos)
  • 110 g de queso Cebreiro
  • 150 ml de leche
  • 23 g de mantequilla
  • 14 g de harina
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  • Sacar la carne un rato antes del frigorífico para que esté a temperatura ambiente, salpimentarla por los dos lados y cocinarla a la plancha con un poco de aceite de oliva virgen extra.
  • Mientras tanto, comenzamos a preparar la salsa derritiendo la mantequilla en una sartén caliente.
  • Agregar poco a poco la harina mientras removemos con una varilla hasta mezclar bien.
  • Añadir la leche sin dejar de mezclar, hasta que no haya grumos.
  • Añadir el queso partido en trozos pequeños, añadir sal, pimienta y nuez moscada al gusto
  • y continuar mezclando hasta tener una mezcla homogénea.
  • Para la guarnición, usamos unos pimientos del piquillo de lata: simplemente lavarlos bien para retirar el líquido y pasar ligeramente por la plancha (por ambos lados).