viernes, 29 de junio de 2012

Pollo a la cerveza

La semana pasada nos animamos a preparar esta receta clásica. Es un plato sano, económico y sencillo que no podía faltar en este blog.



Ingredientes (2 personas):
  • 4 jamoncitos de pollo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolla
  • 20 cl de cerveza
  • 1 cucharadita de harina de maíz
  • 1 hoja de laurel
  • Pimiento negra en grano
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra


Preparación:
  • Salar el pollo y rehogarlo bien en una cacerola con un poco de aceite de oliva. Cuando esté bien dorado, retirarlo.
  • Pelar y trocear las verduras (cebolla, pimiento y zanahoria), salarlas y pocharlas en la cacerola, añadiendo más aceite de oliva si fuese necesario.
  • Añadir a la cacerola el pollo, la pimienta, el laurel y la cerveza y cocer durante unos 20 minutos a fuego medio-bajo con la tapa puesta.
  • En los últimos minutos, si la salsa no ha espesado suficiente, añadir la harina de maíz diluida en un poco de agua y remover bien.

sábado, 23 de junio de 2012

Mini-quiche de tomates asados y emmental

No se si lo sabéis, pero tengo verdadera pasión por los cacharros de cocina (mi sueño es tener una cocina grande grande donde poderlos guardar todos) y a veces veo algo que se me antoja pero luego tardo mucho en usarlo. Es el caso de estos minimoldes para tartas que compré hace tiempo en Valladolid. Los usos pueden ser infinitos, tartas saladas, tartas dulces, quiché... así que aprovechando que vi esta quiché en el blog de Directo al paladar decidí hacerla con estos moldes, y así de una vez estrenarlos. El resultado fue muy bueno, lo acompañamos de una ensalada y quedó una comida deliciosa.

Ingredientes (2 personas):

  • 1 paquete de masa quebrada (suele poner en el envase que es para tartas y quiché, así que no tiene perdida)
  • 75 ml de nata liquida para cocinar
  • 75 ml de leche (nosotros usamos semi desnatada)
  • 1 huevo grande
  • 100 g de tomates cherry
  • 50 g de queso emmental o gruyere
  • 5-6 aceitunas negras
  • Pesto genovés
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
 PREPARACIÓN:
  1. En primer lugar hay que asar los tomates. Para ello los cortamos a la mitad y los metemos durante 40 minutos en el horno precalentado a 150 ºC.
  2. Una vez que los tomates estén asados, untamos los moldes de mini-quiches con un poco de aceite y colocamos la masa quebrada, cortándola al tamaño deseado. Pinchamos la base con un tenedor y colocamos un puñado de garbanzos en el centro (para que no suba). Lo metemos en el horno a 180 ºC durante 15-20 minutos.
  3. Mientras tanto vamos preparando el resto de los ingredientes. En un bol mezclamos la nata, la leche, el huevo, sal y pimienta.
  4. Rallamos el queso emmental y partimos las aceitunas a la mitad o en rodajas (como prefiramos)
  5. Preparamos el pesto genovés.
  6. Cuando la masa ya se haya horneado sacamos los moldes del horno y rellenamos. Para ello vertemos la mezcla de huevo, nata... ponemos el queso rallado por encima y decoramos con los tomates asados y las aceitunas. Metemos al horno que seguirá a temperatura 180 ºC durante 30 minutos mas.
  7. Para servir en un plato ponemos un poquito de pesto (nosotros hicimos una cruz con ayuda de un pincel) y ponemos la quiché encima.
NOTA: En la pagina de directo al paladar usaban queso gruyere y el pesto lo ponían entre la masa y la mezcla de huevo y nata, untada en la base, pero nosotros la preferimos así. No nos convence el sabor que le da el horneado al pesto, así que podéis elegir como hacerlo o probar las dos maneras y contarnos como os gusta más :)

jueves, 21 de junio de 2012

Trigueros con jamón y huevo escalfado

En las últimas semanas hemos visto al hacer la compra unos espárragos trigueros con una pinta excelente procedentes de la provincia de Granada. Eran bastante más caros que los demás espárragos (unos 3 euros el manojo), pero aceptables para un capricho.

Los espárragos combinan estupendamente con el jamón serrano y el huevo, y esto admite múltiples combinaciones a gusto de cada uno: al horno o a la plancha, con huevo frito o escalfado, con el jamón salteado o crudo... En esta ocasión por la versión más saludable: trigueros al horno con poco aceite adicional, jamón casi crudo y huevo escalfado.



Ingredientes (2 personas):
  • 1 manojo de espárragos
  • 4-6 lonchas de jamón serrano
  • 2 huevos
  • Vinagre de vino
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
Preparación:
  • Lavar y escurrir los espárragos al chorro de agua.
  • Cubrir una bandeja del horno con papel, añadir un poco de aceite de oliva y extenderlo con un pincel.
  • Colocar en la bandeja los espárragos con un poco de sal y cocinar a 180 º C durante 15-20 minutos, dependiendo del tamaño de los espárragos, hasta que estén tiernos.
  • En los últimos 5 minutos, sacar los espárragos, rodearlos con las lonchas de jamón y volver a introducirlos al horno. Otras alternativa sería no cocinar el jamón, incorporándolo a los platos de servir una vez que los espárragos estuvieran completamente cocinados.
  • Mientras los espárragos están el horno, escalfamos los huevos. Para escalfar un huevo, ponemos a hervir una cacerola con un 90% de agua y un 10% de vinagre de vino, cascamos el huevo en un bol, lo añadimos a la cacerola con cuidado y lo retiramos a los 2-3 minutos.
  • Servir acompañando de abundante pan para mojar en la yema del huevo.

martes, 19 de junio de 2012

Paella valenciana

En casa comemos arroz con frecuencia, pero siempre lo habíamos hecho a la italiana (risotto) o cocido (a la cubana o como acompañamiento). Hacía tiempo que tenía ganas de aprender a hacer paella. En concreto, desde que viviendo en Italia me pidieron que hiciera una paella y tuve que decir que no por no saber hacerlas. El resultado final fue espectacular y seguro que repetiremos con más frecuencia.

En nuestros viajes por la Comunidad Valenciana aprendimos que las paellas que se comen fuera de esa región no tienen mucho que ver con el modo tradicional de preparar el plato, por lo que hemos intentado hacerlo tan fiel al original como nos ha ido posible, basándonos en la receta de lapaella.net pero teniendo en cuenta que no hemos usado una sartén específica (las mal llamadas "paelleras") ni fuego de leña, sino vitrocerámica.

Respecto a los ingredientes, al ser un plato de origen pobre, lleva solamente los ingredientes que tenían en la zona: pollo, conejo y verduras como rotjet (judía verde ancha), garrofón (judía blanca ancha) y tavella (judía blanca pequeña). Estas verduras son totalmente desconocidas fuera de Levante, pero se pueden adquirir congeladas a buen precio en los supermercados Mercadona.


Ingredientes (2 personas):
  • 160 g de arroz
  • Conejo (2 muslos y 1 trozo de costilla)
  • Pollo (2 muslos deshuesados)
  • 225 g de verduras congeladas: rotjet, garrofón y tavella
  • 2 tomates
  • 1/2 cucharada de pimentón
  • Agua
  • Hebras de azafrán
  • 1 ramita de romero
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación:
  • Calentar aceite en la paella y dorar la carne, añadiendo una pizca de sal.
  • Añadir las verduras y saltear hasta que se descongelen completamente.
  • Partir los tomates por la mitad y rallarlos. Hacer un hueco en el centro de la paella, añadir el tomate y sofreírlo brevemente.
  • Añadir el pimentón y remover bien.
  • Cubrir completamente con agua, añadir un poco más de sal y dejar cocer durante 20 minutos.
  • Probar el caldo y rectificar de sal si fuera necesario.
  • Añadir el arroz, procurando que se reparta de manera uniforme, y el azafrán. Si el azafrán no es en hebras, añadirlo diluido en agua.
  • Cocer el arroz 6-8 minutos a fuego fuerte, 6-7 minutos a fuego medio y 3-4 minutos a fuego suave. En la segunda fase, incorporar el romero para aromatizar.
  • Dejar reposar la paella durante 5 minutos, si es posible cubriéndola con un paño humedecido con agua.

domingo, 17 de junio de 2012

Mejillones al vapor

Hace unas semanas buscamos una receta para hacer mejillones y encontramos esta en recetasdecocina.info. Ciertamente no nos gustó mucho la manera que tenían de explicar la receta, pero aun así la hicimos como pudimos y el resultado no fue malo.

En primer lugar decir que yo nunca había comprado mejillones. No se porqué siempre les había tenido una cierta manía, quizá por alguna vez que me he encontrado alguna barba fuera de su sitio, pero quería darles otra oportunidad, así que compramos una malla de 1kg en la pescaderia.


El primer punto malo vino al limpiarlo porque estas cosas siempre me toca hacerlas a mí. No es que superfluo se escaquee, sino que el piensa que si algo hay que limpiarlo y es asqueroso mejor no comprarlo, y si quiero comerlo pues me toca hacerlo. Así que me cogí una cazuela grande con agua, los mejillones, un estropajo de aluminio y un par de platos, uno para los restos y otro para los mejillones. Me puse delante de la tele para entretenerme mientras y comencé.

Primero hay que quitarles las barbas, casi siempre están un trozo por fuera de la cascara así que basta con tirar de ellas con fuerza y se desprenden. Después hay que limpiar la cascara (he visto en Internet que hay gente que no la limpia ya que no se come, pero a mi me da un no se qué verla tan sucia), y esto lo hago con un estropajo de aluminio frotando bien. Hay gente que lo hace con cuchillo, pero yo creo que es mas sencillo así. A veces las cáscaras traen pegado como un pegamento blanco o restos de otras conchas. Los restos de las conchas los quito haciendo palanca con un cuchillo. El pegamento blanco me es imposible, así que lo limpio lo mejor que puedo alrededor y ya esta. La limpieza lleva un rato y si son muchos puede hacerse un poco pesada, pero luego están bien ricos, así que merece la pena.

Y después de esto ya solo queda cocinarlos. Yo lo hago en el mismo día que los compro, ya que he notado que según van pasando las horas los pobres bichos se van muriendo y abriendo, y esos hay que desecharlos, así que cuanto más se tarde en cocinar más cantidad se pierde.

Y nada más, paso con la receta. A ver si os gusta y me contáis.

INGREDIENTES: (2 personas)
  • 1 kg de mejillones limpios
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 diente de ajo
  • Perejil picado
  • Unas hebras de azafrán (opcional)
  • Zumo de limón
PREPARACIÓN:
  1. En primer lugar revisar los mejillones uno por uno y desechar los que estén abiertos y al tocarlos no se cierren. Esto quiere decir que están muertos y no hay que cocinarlos.
  2. En una cazuela grande con tapa se ponen los mejillones, el vino, el diente de ajo picado y las hebras de azafrán. Se pone al fuego tapada hasta que los mejillones se hayan abierto (menos de 10 minutos)
  3. Se agrega el perejil picado y se sirve.
  4. Para servirlo lo adecuado es ir abriendo los mejillones (y desechando los que no se hayan abierto con la cocción) y servir solo la mitad de la cascara que tenga el bicho (como en la foto), así sera mas fácil de comer.
  5. Al comer si gusta regar con unas gotas de zumo de limón.
¡¡Que aproveche!


miércoles, 13 de junio de 2012

Dorada a la menorquina

Últimamente nos estamos aficionando a hacer una dieta más saludable. Y entre los platos que estamos incluyendo están los pescados, que antes apenas comíamos. Así que estamos buscando recetas nuevas, ricas y ligeras. Como por ejemplo esta dorada a la menorquina que encontramos en el blog  "Directo al paladar"



En la foto, los muy entendidos se darán cuenta de que la foto esta hecha con lubina en lugar de con dorada, pero es que ese día en la pescaría no quedaba dorada, así que pensamos que qué más daba si es pescado igualmente. Allá vamos con la receta:


Ingredientes (2 personas):
  • 1 dorada abierta en dos filetes
  • 2 patatas pequeñas
  • 2 tomates
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar una cama de verduras para acompañar la dorada. Para ello pelamos dos patatas pequeñas y las cortamos en rodajas. Pelamos dos tomates y los cortamos en gajos y troceamos en cuadraditos no muy pequeños el medio pimiento verde. Salamos.
  2. Mezclamos todas estas verduras con el diente de ajo troceado y dos cucharadas de pan rallado. 
  3. Encendemos el horno a 180 ºC y dejamos que se caliente.
  4. En una fuente de horno, sobre un papel de horno, ponemos la cama de verduras y encima los filetes de dorada. Salamos, echamos un chorrito de aceite y horneamos durante unos 20 minutos.
¡¡Rico, rico y con fundamento!!, como diría Arguiñano :)

lunes, 11 de junio de 2012

Ensalada de pepino

Hoy traemos una vez más una receta de la cocina japonesa, que como ya sabéis nos encanta. Es una ensalada de pepino y algas muy común en los restaurantes japoneses. Al menos en el que nosotros frecuentamos "Sakura" es parte del menú del día.

Además, es una ensalada muy fácil de hacer. Yo la aprendí en el curso de cocina japonesa que hice hace tiempo, y de verdad que no tiene ninguna dificultad. Veréis.

INGREDIENTES:
  • 1 pepino
  • 10 cucharadas de azúcar
  • 15 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 cucharada de sal
  • Alga wakame
  • Sésamo tostado
PREPARACIÓN:
  1. Lo primero que tenemos que hacer es preparar el vinagre. Este es el mismo vinagre que se usa para el sushi. En algunas tiendas lo venden ya preparado, pero es mucho mas barato hacerlo uno mismo, sobre todo teniendo en cuenta que no presenta ninguna dificultad.
  2. Para ello: En un tarro con tapa mezclamos 15 cucharadas de vinagre blanco con 10 de azúcar y 1 de sal. Removemos bien. Metemos en el microondas (sin la tapa puesta) y calentamos durante 1-2 minutos. Ponemos la tapa y agitamos bien para que todos los ingredientes se mezclen. Dejamos enfriar.
  3. Mientras tanto con ayuda de un cuchillo pelamos el pepino y lo cortamos en rodajas lo más finas que podamos.
  4. En un bol con un poco de agua hidratamos las algas durante 5 minutos.
  5. Montamos la ensalada. Ponemos en un vasito de los típicos de "chato" unas rodajas de pepino, encima las algas hidratadas y agregamos el vinagre que hemos preparado antes. Espolvoreamos con sésamo tostado. Y listo, ¡¡ya podemos saborearlo!!

miércoles, 6 de junio de 2012

Pasta alle vongole

Hacía tiempo que nos apetecía cocinar almejas en casa, cosa que nunca habíamos hecho. Para esta primera ocasión las usamos para preparar un clásico plato italiano, la pasta con almejas (pasta alle vongole). Nuestra valoración: totalmente recomendable; fácil, ligerito y muy sabroso.


Ingredientes (2 personas):
  • 160 g de pasta larga
  • 500 g de almejas
  • 1/2 limón
  • 1/4 vaso de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 guindilla
  • Perejil
  • Sal

Preparación:
  • La noche anterior, dejar las almejas en un recipiente con agua y un puñado de sal para que suelten la tierra. Al día siguiente, colarlas para retirar el agua y remojarlas bien para eliminar un posible exceso de sal.
  • Cocinar la pasta al dente en una cacerola con abundante agua salada.
  • Mientras tanto, cocinar las almejas (retirar las que esten abiertas antes) a fuego medio hasta que se abran, en otra cacerola con el vino, el zumo de medio limón, un chorrito de aceite, el ajo picado (sin el germen), una ramita de perejil y una pizca de sal.
  • Retirar las almejas que queden cerradas tras la cocción.
  • Reservar algunas almejas para decorar. Retirar la cáscara del resto de ellas.
  • Una vez que esté cocida, escurrir la pasta.
  • Mezclar brevemente la pasta en una sartén con un chorrito de aceite, la guindilla, las almejas y su caldo de cocción.
  • Decorar espolvoreando con perejil picado y añadiendo las almejas reservadas.

martes, 5 de junio de 2012

Garbanzos a la naranja


Hoy os traemos una receta muy original que vimos en el programa "La pera limonera" del que ya hemos hablado en alguna otra ocasión. Después de probarla puedo admitir que esta buenisima, incluso con las variaciones que hicimos nosotros. Ya van dos veces que la hemos cocinado, la primera prescindimos solamente del hinojo, puesto que no lo encontramos al ir a hacer la compra. La siguiente prescindimos también del apio (no nos gusta demasiado) y del bacon (por eso de hacer la receta un poco mas ligera). Buenisima de todas maneras. Yo aquí pondré la receta tal y como la hicimos la primera vez (como en la foto). Luego vosotros ya podéis darle el toque personal.

INGREDIENTES: (para 2 personas)

  • 120g de garbanzos (la primera vez pusimos 200 y fue demasiado)
  • 2 naranjas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • un poco de apio
  • 2 tomates
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 2 lonchas de bacon
  • mostaza en grano
  • cilantro 
  • aceite de oliva
PREPARACIÓN:
  1. El día anterior a hacer la receta poner los garbanzos en remojo en agua caliente (yo abro el grifo y espero que salga caliente, no la caliento en el fuego, pero se podría hacer calentándola un poco en el microhondas) Dejarla un mínimo de 12 horas.
  2. En una cazuela grande cocer los garbanzos. Para ello calentamos el agua con un poco de sal, y una vez que este hirviendo agregamos los garbanzos. Los cocemos con los dientes de ajo sin pelar y las hojas de laurel durante aproximadamente una hora y media (en el programa dicen 50 minutos, pero a mi con ese tiempo se me quedan demasiado duros)
  3. En una sartén hacer un sofrito con el pimiento rojo, la cebolla y el apio cortado todo en trocitos. Cuando ya este tierno agregar los tomates pelados y en trozos y la mostaza en grano. Remover bien.
  4. Exprimir dos naranjas y agregar en zumo a la sartén con las verduras. Añadir también los garbanzos escurridos (quitando el ajo y el laurel). Dejar cocer durante unos 15 minutos.
  5. En otra sartén hacer el bacon a la plancha cortado en dados pequeños. No echar nada de aceite. Una vez que este echo pasar a papel absorvente para que quite el exceso de grasa.
  6. Servir los garbanzos espolvoreados con cilantro picado y el bacon.