martes, 30 de noviembre de 2010

Capricho de chocolate blanco y frambuesas

Todos los días por la mañana, en la Sexta2 hay programas de cocina. Uno tras otro. Generalmente está Eva Arguiñano monopolizando la programación, pero de vez en cuando Bruno Oteiza hace alguna receta. En una de estas veces cocinó este "capricho". Lo vi de pasada mientras comía rápido para irme a trabajar, por lo que no pude tomar nota, pero por suerte, en Internet están todas sus recetas, incluida esta. Así que se la enseñe a superfluo y le encanto. Las frambuesas y el chocolate, en esta ocasión blanco son su perdición (y la mía).

El fin de semana pasado hicimos un primer intento, pero por problemas técnicos (se nos corto la nata al montarla y no teníamos mas) lo pospusimos a este. Esta vez, ya no hubo ningún problema, salvo que la foto la tuvimos que hacer corriendo pues la torre parecía la de Pisa y amenazaba con no aguantar de pie tanto.

Ingredientes: (para 4 personas)

- Para la mousse
  • 175g de chocolate blanco
  • 350ml de nata liquida
  • 1 cucharada de azúcar
- Para el coulis de frambuesas:
  • 200g de frambuesas
  • 60g de azúcar
  • 1 cucharadita de vinagre de frambuesa
  • agua
  • hojas de menta
- Para las galletas
  • 75g de harina
  • 100g de azúcar glass
  • 75g de mantequilla
  • 3 claras de huevo

Preparación:

  1. Deshacer el chocolate blanco al baño María, removiendo constantemente para que no se queme. Dejar atemperar.
  2. Con una batidora de varillas montar la nata, añadiéndole una cucharada de azúcar.
  3. Una vez que el chocolate este templado, juntar con la nata, removiendo bien pero con cuidado para que la nata no baje. Tienen que estar ambos ingredientes bien mezclados. Reservar la mousse en el frigorífico tapado con papel film.
  4. En una cazuela poner las frambuesas (reservando 5 frambuesas por comensal), el azúcar, un chorrito de agua y una cucharadita de vinagre de frambuesa. Dejar cocer unos 15 minutos hasta que las frambuesas se hayan deshecho.
  5. Una vez cocidas pasar por un pasapure. Si la consistencia del coulis es demasiado liquida, la podemos llevar al fuego 5-10 minutos para que reduzca. Reservar
  6. Mientras tanto hacemos la masa de las galletas, mezclando todos los ingredientes.
  7. En una fuente de horno recubierta con papel de cocina vamos poniendo pequeñas cantidades de masa con una cucharilla de postre, y extendiéndolas con ayuda de la misma cucharilla. Tienen que quedar en forma redonda y no muy gruesas. También hay que tener en cuenta no poner demasiadas galletas por bandeja (nosotros pusimos 6) para evitar que se peguen.
  8. Meter las galletas en el horno precalentado a 180ºC durante 5 minutos. Controlar que no se quemen, aunque los bordes deben estar doraditos. Sacar del horno y dejar enfriar en un plato mientras hacemos galletas con el resto de la masa. (seguramente sobrara masa pero las galletas estas están muy buenas solas o con un café a media tarde, así que no hay problema)
  9. Ya solo queda la presentación. En un plato llano o de postre formar una torre con las galletas y la mousse (galleta + mousse + galleta + mousse + galleta + mousse). Después poner una ultima galleta bien espolvoreada de azúcar glass (nosotros lo hizimos poniendo la galleta en un plato a parte y espolvoreándola allí, pues sino quedaría todo el plato del postre lleno de azúcar).
  10. Con ayuda de una cuchara ir rodeando la torre de galletas y mousse con un coulis de frambuesas. Procurar que no queden huecos libres.
  11. Decorar con unas frambuesas enteras alrededor del plato y una sobre la torre. Ponerle una ramita de menta que le de color, y rápidamente a la mesa, no sea que la torre se caiga!! :)

La verdad es que es un postre entretenido de hacer, aunque no difícil (salvo el montar la nata, que hay que tener cuidado de que no se corte), pero merece la pena. Tiene el toque dulce del mousse y de las galletas, y el toque mas acidillo de las frambuesas.

Lo que si es complicado es comerlo, porque se desmorona todo, así que si lo hacéis, no tengáis problema en comerlo todo mezclado, o en coger las galletas con la mano e ir untando en el mousse y la coulis. Quizá, como dice superfluo, no sea postre para una primera cita.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Cake de zanahoria, queso y beicon

La semana pasada hice de cenar un cake salado. Como los moldes que tenía alargados para cake estaban medio oxidados (eran de metal y los compre hace tiempo en un chino) decidí salir en busca de un molde de silicona. Como no tenía mucho tiempo no encontré ninguno que me convenciera. El de la marca Lekue es genial (comprobado pues lo tenemos en el trabajo y el resultado es fantástico), pero demasiado caro para mi bolsillo (29,90€). Al final encontré un molde de cristal pequeñito, ideal para dos personas (aunque esta receta es tan consistente que da para comer 4) y que me dio un resultado estupendo pues desmoldó rápidamente, y obviamente al ser de cristal el cake mantuvo perfectamente su forma.

La receta la encontré hace tiempo y la tenía apuntada en mi lista particular de "recetas pendientes". Al ser más masa de la que admitía el molde, el resto lo aproveché haciendo unos muffins salados. La primera impresión después del horneado no fue del todo buena, ya que no estoy acostumbrada a los cakes salados, pero por la noche, cuando ya se había enfriado del todo estaba buenísimo. Acompañado de una ensalada es una cena perfecta, tal y como dice "Trotamundos" en Directo al paladar.

Ingredientes: (para 6 personas)
  • 180 g de harina
  • 3 huevos
  • 120 g de queso cheddar (nosotros usamos del naranja)
  • 105 ml de leche
  • 105 ml de aceite de oliva
  • 1 sobre de levadura
  • 150 g de zanahoria
  • 140 g de beicon
  • Queso parmesano
  • Sal y pimienta
Preparación:
  1. Lo primero de todo es pesar los ingredientes para tenerlos todos preparados a la hora de cocinar.
  2. Pelamos la zanahoria y la rallamos. El beicon lo cortamos a trocitos pequeños y el queso lo rayamos. Reservamos.
  3. En un bol mezclamos los ingredientes secos (harina + levadura + sal + pimienta). Con la sal habrá que ser generosos, ya que sino estos cakes salados quedan un poco insípidos.
  4. En otro bol mezclamos los ingredientes líquidos (leche + huevos + aceite)
  5. Vertemos los ingredientes líquidos sobre los secos poco a poco, removiendo bien con una varilla, hasta que quede una masa de aspecto uniforme. Una vez logrado esto no remover mas para que el cake quede esponjoso.
  6. Añadimos los ingredientes que teníamos reservados (zanahoria + queso cheddar + beicon) y removemos bien para que queden repartidos de forma uniforme por la masa.
  7. Vertemos la masa en los moldes que tengamos preparados, habiéndolos engrasado previamente.
  8. Espolvoreamos un poco de queso parmesano rallado por encima de cada molde.
  9. Metemos en el horno previamente precalentado a 180ºC durante 25-30 minutos, o hasta que al clavarle un palito de brocheta este salga limpio.
La receta original también lleva cebollino fresco picado, pero nosotros no lo encontramos en el supermercado, así que decidimos prescindir de ello. Seguramente el sabor cambie algo, ya que el cebollino le daría un toque particular, pero aun así estaba muy bueno. Ya nos contaréis si lo probáis.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Flan de huevo

El otro día, nuestro compañero de piso se bajó a ver a su familia. Iba a estar fuera una semana mas o menos, y acababa de abrir un cartón de leche, así que para que no se estropeara nos dijo que nos lo tomáramos nosotros. Así que nos plantamos con dos cartones de leche casi enteros. Como el beber leche porque si, no es nuestro estilo, pensé que podía hacer para que no se estropeara, y se me ocurrió un flan. En principio pensaba usar uno de esos sobres tipo "flanin", pero superfluo, que últimamente esta un poco repetitivo con las recetas de su abuela, dijo que eso era una mierda. En fin, me vi buscando una receta de flan totalmente casera.

Recordaba que hacia unos días había visto a Karlos Arguiñano haciendo un flan superfacil en la tele. El único problema era que su flan se hacia en la olla express, que no tenemos. Decidí arriesgarme y hacerlos al baño María en el fuego normal, triplicando el tiempo. El resultado fue el que veis en la foto. De sabor, estupendo. A mi si me recordaba a los flanes de mi abuela!!!

La receta, facilísima. Ahí la tenéis

Ingredientes:
  • 4 huevos
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1/2 litro de leche
Preparación:
  1. En un bol cascar los 4 huevos, batirlos y mezclarlos con 4 cucharadas de azúcar.
  2. Añadir el 1/2 litro de leche poco a poco, sin dejar de remover.
  3. En una cazuela al fuego hacer un caramelo con las dos cucharadas de azúcar restantes. Para los principiantes simplemente es poner el azúcar al fuego y tener mucho cuidado de no quemarse, ya que las quemaduras de caramelo son muy chungas. Cuando este hecho lo notaras.
  4. Repartir el caramelo por los moldes y repartir la mezcla de huevos, azúcar y leche.
  5. Cocer al baño María durante 15 minutos (el tiempo de cocción lo contaremos a partir de que el agua comience a hervir).
  6. Dejar reposar unas 8 horas en el frigorífico.
Desmoldar y a comer!!

Están buenisimos, y son un postre dulce, pero ligero!! Y fácil!!

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Ensalada de endivias y mango


En la blogosfera existen infinidad de blogs de cocina. A algunos de ellos estoy inscrita, por lo que todos los días me llegan las novedades. Cuando las recetas me gustan las guardo en un documento de Word con el link al blog que la publicó. Llevo haciendo esto desde que tenemos el blog prácticamente, por lo que la lista de recetas pendientes de publicar es infinita. Una de estas recetas guardadas desde hace tiempo es esta ensalada de endivias, mango y queso cammembert, publicada en el blog "Gastronomia & Cia"

Las endivias es un ingrediente que realmente no me apasiona, por su sabor amargo principalmente, pero en esta ensalada, mezcladas con el mango y el queso están estupendas. Ademas, la ensalada original llevaba rucula, que tampoco me apasiona, asi que aprovechando que el otro dia en el supermercado no había, las cambiamos por canonigos, y no estropea para nada la ensalada, apuesto a que para mi gusto la mejora. Un verdadero descubrimiento esta ensalada!!

Ingredientes:
(para 2 personas)
  • 12 hojas de endivias
  • un puñado de canónigos
  • 1/2 mango en tiras
  • 3 quesitos de queso cammembert
  • cuatro rebanadas de pan
  • 1 diente de ajo
  • un puñado de sésamo
  • una cucharadita de sal
  • pimienta blanca
  • aceite de oliva
Preparación:
  1. Se cogen las endivias, se corta el tallo y se deshojan, metiendo las hojas en agua fría.
  2. Se parte el mango en tiras. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva se sofríe el mango, salándolo y añadiendo un poco de pimienta blanca si nos gusta. Lo retiramos a un plato.
  3. Partimos los quesitos de cammembert en rodajas y los colocamos sobre el mango que al estar aun caliente ayudara a que el queso se deshaga un poco.
  4. En una sartén tostamos las semillas de sésamo a fuego medio, con cuidado de que no se nos peguen. Una vez tostadas las pasamos a la picadora de la batidora y las trituramos bien. Añadimos una cucharadita de sal marina y reservamos (esta mezcla se llama Gomasio)
  5. En una sartén sin aceite tostamos las rebanadas de pan. Una vez tostadas, las untamos con un diente de ajo previamente pelado y después las cortamos en daditos.
  6. Ahora solo queda montar la ensalada. Escurrimos las endivias y ponemos seis por plato, montándolas en forma de flor. Echamos unos canonigos por encima. Añadimos el mango y el queso cammenbert. Seguidamente añadimos los daditos de pan tostado. Espolvoreamos con el gomasio como si se tratara de sal (sésamo y sal marina) y aliñamos con aceite de oliva.
Buenisima!!

sábado, 20 de noviembre de 2010

Pimientos rellenos de carne, pasas y piñones

El otro día encontré esta receta de Pimientos rellenos de carne en el blog de directo al paladar. Me pareció que tenían una pinta buenisima, así que decidí hacerlos, a pesar de que no soy muy dada a los rellenos de verduras a base de carne. No me equivoque, estaban buenisimos!!

Ingredientes:

  • 2 pimientos rojos "tipo cuadrados"
  • 250g de carne picada (yo utilice carne de cerdo)
  • 1 cebolla mediana
  • 50g de jamón serrano en taquitos
  • 20g de piñones
  • 25 g de pasas
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • sal y pimienta
Preparación:
  1. Abrimos los pimientos por la parte del rabillo, con cuidado de que no se rompan. El objetivo es que quede como una tapa. Cortamos la parte blanca de debajo de "la tapa" y vaciamos de pepitas el pimiento, si es necesario lavándolo debajo del grifo.
  2. En una sartén preparamos el relleno. Para ello cortamos la cebolla en cuadraditos y la sofreímos con un poco de aceite.
  3. Añadimos la carne picada y la rehogamos hasta que cambie de color. Salpimentamos y añadimos las dos cucharadas de tomate frito. Mezclamos bien.
  4. Incorporamos los taquitos de jamón serrano, las pasas y los piñones. Removemos bien.
  5. Rellenamos los pimientos. No deberemos rellenarlos hasta arriba ya que hay que dejar algo de hueco para luego poner la tapa.
  6. Tapamos los pimientos y horneamos en el horno precalentado a 180ºC durante mas o menos 35 minutos, teniendo cuidado de que no se nos quemen.
Ya solo queda sacarlos del horno, quitarles un poquito la piel y a comer. Nosotros los acompañamos con una ensalada de canónigos con aceite y vinagre de Modena, pero con cualquier otro tipo de ensalada también tienen que estar buenos. Estos pimientos rellenos, por si solos son un plato estupendo.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Chutney de cebolla, manzana y uvas pasas

Hace tiempo en un curso que hice de cocina de la india hicimos un chutney. La verdad es que no me llamo la atención especialmente, pero tenia ganas de experimentar con ello.

El chutney es una especie de mermelada agridulce muy especiada proveniente de la india, y que suele acompañar a carnes o verduras a la plancha.

Para mi primer experimento con este tipo de confituras elegí este chutney de cebolla, manzana y pasas que vi en el blog "Directo al paladar", ya que los tres ingredientes me gustan bastante. El resultado fue genial. Añadí un poco mas azúcar del que pedía la receta y como acompañamiento de carnes a la plancha esta delicioso. Eso si, prepararos para soportar el olor penetrante del vinagre por toda la casa :)

En la foto lo presente sobre unas cuñas de queso curado. Un aperitivo estupendo!!

Ingredientes:

  • 1/2kg de cebollas moradas
  • 150g de azúcar moreno
  • 100g de pasas de Corinto
  • 3-4 clavos de especia
  • 250g de manzanas golden
  • 1/2 cucharada de canela
  • 1/2 cucharada de jengibre
  • 250g de vinagre de manzana
  • 2 litros de agua
Preparación:
  1. Pelar las cebollas y cortarlas en rodajas finas.
  2. Pelar las manzanas y cortarlas también en rodajas y cada rodaja a su vez en cuatro partes.
  3. Poner todos los ingredientes en una cazuela a fuego medio y dejar cocer durante 1.5 o 2 horas, removiendo de vez en cuando, hasta que coja consistencia de mermelada.
  4. Dejarlo enfriar y guardarlo en tarros de cristal.
Este chutney puede guardarse en el frigorífico durante aproximadamente un mes. Si quieres guardarlo durante mas tiempo puedes guardarlo en tarros de cristal y hacerles el vacío. Para ello metelos en una cazuela con agua que les cubra hasta justo antes de la tapa evitando que entre el agua, y ponlos a cocer. Una vez que el agua haya llegado a hervir mantenlo durante 30 minutos aproximadamente, dependiendo del tamaño de los tarros.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Galletas de arándanos y pistachos

Cuando decidi participar en el AIG de este año lo primero que pense es que tenia que aprender a hacer galletas. Era algo que nunca habia intentado, a pesar de que una compañera de trabajo me había dado una receta de galletas de mantequilla hace tiempo. A parte de estas galletas que ya pondre en otro post cuando las vuelva a hacer busque unas cuantas recetas mas que tenian buena pinta, y entre ellas estaban esta.

Estaban bastante buenas, pero tenian la pega de que si el arandano te queda un poco fuera de la masa, la parte que entra directamente en contacto con el calor del horno toma un sabor amargo. Y eso las estropaba un poco. De todas formas no duraron mucho, lo que demuestra que no estaban muy malas, jejeje. No tardando las tendré que repetir :)

Ingredientes:
(unas 20 galletas)
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 50 gr de azúcar.
  • 150 gr de harina tamizada
  • 1 cucharadita de café de extracto de vainilla
  • 1 cucharadas soperas de leche semidesnatada
  • 40 gr de arándanos secos
  • 30 gr pistacho repelado (sin cáscara dura ni la piel interior)
Elaboración:
  1. Lo primero de todo es pesar todos los ingredientes y tenerlos preparados para ser usados en el momento oportuno.
  2. Pelamos los pistachos (deben pesarse pelados) y en una cazuela con agua hirviendo los escaldamos durante un par de minutos. Despues cortamos la cocción bañandolos en agua fria y retiramos la piel. Nos quedara la parte interior del pistacho de color verde.
  3. En un bol mezclamos la mantequilla con el azucar hasta formar una crema. La mantequilla debera estar a temperatura ambiente (si esta fria meter 1o segundos en el microhondas). Agregar el extracto de vainilla y la cucharada de leche.
  4. Tamizar la harina pasandola por un colador de celda fina. Una vez que la harina esta tamizada la vamos agregando poco a poco a la mezcla anterior de mantequilla y azucar, sin dejar de remover, hasta conseguir una masa homogenea.
  5. Partimos los arandanos a la mitad. Los pistachos los metemos en una bolsa de congelación y con ayuda de un rodillo los rompemos sin llegar a machacarlos.
  6. Agregamos los arandanos y los pistachos a la masa, repartiendolos bien por ella.
  7. Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en papel film. La dejamos reposar en la nevera unas 2 horas para que tome consistencia.
  8. Cuando hayan pasado las dos horas, sacamos la masa del frigorifico, y la estendemos sobre papel de horno, dejandola con un grosor de algo mas de medio centimetro.
  9. Cortamos las galletas con un cortapastas. Yo esta vez use uno clasico redondo. En este paso hay que tener cuidado de que no quede ningun arandano medio fuera de la masa, ya que esta mitad tomaria un sabor amargo nada agradable, estropeando la galleta.
  10. Horneamos durante 10-14 minutos a 180ºC (horno ya caliente)
  11. Dejamos enfriar encima de una rejilla. Nada mas sacarlas del horno las galletas pueden estar todavia un poco blandas, pero cuando se enfrien se pondran mas duras.
La verdad es que es un gustazo estar en el sofa viendo una pelicula tapada con una mantita y tomarse un cafe o un té acompañado de dos o tres galletas de estas. Creo que a partir de ahora horneare galletas con algo mas de frecuencia :)

viernes, 12 de noviembre de 2010

Ya llegó mi AIG!!!

Ya llego mi AIG. Que ilusión!! Y que nervios!!! Esta mañana, después de venir de hacer unas compras, quien sabe porque, me dio por abrir el buzón (soy un desastre y no lo abro casi nunca) y vi que tenia la notificación de correos de que me habían intentado entregar un paquete de A Coruña. Es extraño, pero a pesar de estar en casa todos los días por la mañana, los paquetes siempre llegan los miércoles, justo el día que trabajo de mañana.

A las 15.00 entraba a trabajar, y eran casi las dos, asi que me hice una ensalada rapidisima y me fui corriendo a buscarlo. No podia esperar al dia siguiente, aunque me lo tuviera que llevar al trabajo, jejeje. Llego a correos y me dan un paquete enoooorme, ay que nervios!! Directa al autobus para llegar a tiempo al trabajo. Tuve suerte y pude sentarme, asi que pasando de todo el mundo y en mi burbuja particular, abri la caja, cogi la carta y empece a leer.

Mi AIG era Rakelilla del blog Jengibre y Canela. Yo no conocia su blog, pero con lo del AIG, el dia anterior habia estado fisgando algunos de la lista de Bea, y entre ellos el suyo. En la carta se presentaba y me contaba un poco el porque de cada regalo elegido. Yo os cuento que es:
  • Una manopla con un trapito a juego. Muy monos ambos y muy utiles, no tenia nada parecido y siempre andaba con trapos intentando no quemarme. Seguro que lo saco mucho partido.
  • Un mantelito navideño con unos dibujos de renos que me sera muy util tambien, ya que solo tengo un mantelillo verde para las presentaciones.
  • Unos vasitos para hacer pintxos, al que sacare mucho partido
  • Unas cucharitas para salsas estupendas para presentarlas. En la foto solo aparecen tres (eran cuatro) porque la cuarta llego un poquitin tocada en un lado, pero bueno, la funcion la hace igual aunque no quede bien en las fotos.
  • Unos cortapastas. Tengo que confesar que apenas tengo cortapastas, pero son de las mismas formas. Asi tengo de repuesto y podemos trabajar a la vez superfluo y yo :). O puedo usar los que tenia que son de plastico para hacer figuritas de pasta de sal con los niños de mi trabajo y estos que son de metal para mis galletitas.
  • Unos tubitos para hacer canolli siciliani. Muchas gracias, en breve los hare y podreis ver el resultado en el blog. A superfluo le encantara.
  • Una taza con dibujos de animalitos marinos muy bonita, y para nada infantil. En serio, me encanta!!
  • Un te que se llama "especias culinarias". Tiene canela, jengibre y alguna cosa mas que no recuerdo ahora. En cuanto vuelva a Zaragoza lo pruebo. Tiene que estar delicioso!!
  • Una conserva de tomates confitados de la huerta de sus padres.
  • Una mermelada de manzana con canela y jengibre, sus especias favoritas.
Me ha encantado tu regalo Rakel. Muchisimas gracias por poner tanta ilusión en su busqueda. Y nada mas, ya deseando que llegue el proximo AIG, porque de verdad que me he hecho adicta, jejeje.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Churrasco con salsa chimichurri

El chimichurri es una salsa típica de Argentina que se utiliza para condimentar carnes. Llevo tiempo queriendo hacerla en casa porque tiene un toque picante que me encanta. Aunque no es la carne más habitual para acompañar con chimichurri, decidimos usar churrascos, porque fueron lo que más nos gustó de la carnicería. La salsa hay que prepararla como mínimo el día antes y dejarla reposar para que se asienten bien todos los sabores y aromas.


Ingredientes (2 personas):
  • 4 filetes de churrasco
  • 2 hojas de laurel
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharaditas de orégano
  • 1/2 guindilla (o ají)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de vino
  • Sal
  • Pimienta negra
Preparación:
  • Pelar los dientes de ajo
  • Trocear los ajos, la guindilla y el laurel en partes pequeñas y colocarlas en la base del mortero.
  • Añadir un poco de sal y pimienta y majar bien.
  • Añadir poco a poco el vinagre y continuar majando.
  • Repetir la operación con el aceite de oliva.
  • Probar y rectificar de alguno de los ingredientes si fuese necesario.
  • Guardar la salsa en un tarro de cristal, cerrar y conservar en el frigorífico unas horas (al menos una noche) para que se concentren los sabores.
  • Preparar la carne como más nos guste (nosotros hicimos los churrascos a la piedra) y servir el chimichurri en una salsera para que cada uno se sirva a su gusto.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Tempura de verduras con salsa de soja

Hace tiempo que queríamos hacer una tempura, después de comerla un montón de veces en los restaurantes japoneses. Hace cosa de un año, intentamos hacerla sin éxito, pero después de ver en distintos blogs de cocina "publicidad" sobre harinas Santa Rita, supe que la próxima vez seria la vencida. Compramos un bote de esos de harina para tempura y manos a la obra.



Ingredientes:

  • 3 partes de agua muy muy fría (150ml)
  • 2,3 partes de harina para tempura (130g)
  • verduras al gusto (nosotros usamos pimientos de 3 colores y calabacín)
  • aceite
  • salsa de soja
  • agua
Preparación:
  1. Preparar la masa de la tempura siguiendo las instrucciones del paquete. En el nuestro ponía que había que poner el agua en un bol y ir añadiendo poco a poco la harina sin dejar de remover, para que no se formen grumos. Queda una masa espesita.
  2. Cortar las verduras. El pimiento lo cortamos a tiras y el calabacín longitudinalmente y cada parte en dos o tres, dependiendo del tamaño.
  3. Rebozar las verduras en la masa de la tempura y freírlas en aceite muy caliente. En este paso es importante que el aceite este bien caliente y que cubra a las verduras por entero. Se necesita poco tiempo, en menos de un minuto si el aceite esta bien caliente la tempura esta lista.
  4. Sacar las verduras de la sartén y colocarlas en un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.
  5. En un bol pequeñito poner salsa de soja y probar. Si veis que esta muy salada (como era el caso de la nuestra) podéis rebajarla con un poco de agua, probando para que no quede demasiado sosa. Esto es un poco al gusto.
  6. Servir la tempura junto con el bol de salsa de soja.
La tempura se come con palillos, mojando cada pieza de verdura en la salsa de soja. Es un plato rico rico. También podemos hacerla con otras verduras, calabaza, cebolla, coliflor... e incluso algún marisco como por ejemplo langostinos bien pelados y abiertos a la mitad.